• Uso eficiente de los neumáticos

    Uso eficiente de los neumáticos

    Los neumáticos constituyen la única vía de contacto entre el vehículo y el asfalto. Por ello, su protagonismo en la seguridad vial es innegable. En este sentido, estas cubiertas de caucho deben permanecer siempre en perfecto estado para evitar riesgos en carretera y, además, lograr un consumo eficiente de combustible. Pero las condiciones del pavimento, la forma de conducir o la presión (entre otros) pueden influir de manera negativa no solo en la salud de los neumáticos, sino también en el uso general que le damos a nuestro vehículo. Te enseñamos a mantener y cuidar las cubiertas de manera correcta para que duren más y en mejores condiciones durante más tiempo.

    ¿Cómo cuidar mis neumáticos? Siete usos y cuidados básicos

    1. Conduce de manera suave y controlada, sin acelerones o frenadas agresivas. Salir “quemando rueda” de un semáforo puede que te lleve antes a tu destino, pero desgastará notablemente los neumáticos y durarán menos.
    2. Controla y mantén la presión recomendada por el fabricante de tus neumáticos. Si está por debajo de lo estipulado, la goma se gastará más rápido y el consumo de combustible será mayor. Si, por el contrario, la presión es más alta, el desgaste será irregular. Haz una revisión una vez al mes y ten en cuenta que la presión adecuada varía en función de la carga del coche.
    3. Comprueba que las válvulas están en perfecto estado. Son las responsables de mantener a raya la presión de los neumáticos y garantizar la seguridad durante la conducción. Un tapón con grietas, por ejemplo, puede acabar rompiéndose por efecto de la fricción durante la circulación.
    4. Si la carretera tiene baches, socavones, pasos elevados, etc. reduce la velocidad. Pueden provocar deformaciones en los neumáticos.
    5. Atención, que vienen curvas. En carretera, en vez de girar al máximo el volante y forzar las ruedas ante una curva, intenta suavizar la trayectoria. Así, también disminuirá el desgaste de los neumáticos.
    6. Busca siempre el equilibrio. Sobre todo, al comprar e instalar neumáticos nuevos, es necesario hacer una prueba de equilibrado. No solo contribuye a que las gomas duren más tiempo, sino que evita vibraciones y cuida la suspensión y la dirección del vehículo. Asimismo, las ruedas deben estar siempre bien alineadas.
    7. Reparación y cambio de neumáticos. Es imprescindible que estas dos tareas queden en manos de un profesional. Sobre todo, si tus cubiertas tienen más de cinco años (aunque estén en buen estado), te recomendamos cambiarlas por unas nuevas. Busca tu centro Aurgi más cercano, encuentra los neumáticos más adecuados para tu vehículo y confía en nuestro servicio de taller para poner a punto las cubiertas de tu vehículo.

     

     

    Read more >
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *