¿Qué es el TPMS o control de presión de neumáticos?

 ¿Qué es el TPMS o control de presión de neumáticos? 

MADRID, Mayo 2015 - Seguro que al escuchar las siglas TPMS es posible que a alguna persona no le venga a la cabeza a que nos referimos. Ahora bien, si hablamos de “Tire Pressure Monitoring System”, o de su equivalente en castellano como “Sistema de Monitorización de Presión de Neumáticos”, muchos comenzarán a saber por dónde van los tiros. Este sistema permite conocer en todo momento, y desde el interior del vehículo, cual es la presión de cada uno de los neumáticos del vehículo, permitiendo la detección de posibles pinchazos, evitando que la presión de los neumáticos pase a ser un punto olvidado.

 

         ¿Qué es el sistema TPMS o control de presión de neumáticos?

TPMS es un sistema electrónico para monitorizar la presión de aire en el interior de un neumático de un vehículo a tiempo real. Automáticamente transmite un aviso al conductor en caso de que exista un neumático falta o exceso de presión. La información es retransmitida a un procesador a bordo que enciende una luz de advertencia cuando la presión del neumático desciende por debajo de un determinado rango. 

 

Lo que se consigue con estos sistemas es alertar al conductor de la presencia de neumáticos con bajos niveles de aire (aumenta la seguridad de conducción), reducir accidentes causados por fallas en los neumáticos (pues una presión incorrecta de los neumáticos prolonga la distancia de frenado, dificulta tomar curvas y puede calentar los neumáticos), mejorar el rendimiento del combustible (evita un consumo elevado de combustible debido a una presión inadecuada de los neumáticos) y reducir las emisiones de carbono (reduce el desgaste de los neumáticos debido a una mayor resistencia a la rodadura y también de las emisiones de CO2.

 

Especificaciones para el equipamiento con un sistema TPMS:

Desde noviembre de 2012, todos los automóviles vendidos en la UE deben estar equipados con un TPMS.

A partir de noviembre de 2014, es obligatorio que los vehículos matriculados nuevos en la Unión Europea tengan instalado el sistema TPMS.

 

   Según la legislación UE los sistemas TPMS han de tener las siguientes características: 

      • Determinación de la pérdida de presión a velocidades desde 40 km/h hasta la máxima velocidad de conducción del vehículo.
      • Transmisión de datos a 434 MHz.
      • Advertencia de pérdida de presión en un único neumático (dentro de período de 10 minutos): 20% inferior a la presión de operación (P en caliente) a 1,5 bares.
      • Advertencia de pérdida de presión en los cuatro neumáticos (pérdida repentina y progresiva): 20% inferior a la presión de operación (P en caliente) a 1,5 bares.

 

Tipos de TPMS:

Como en la vida misma, hay dos formas de conseguir información: preguntando directamente a la persona de la que quieres saber algo o preguntando a un tercero. Con el sistema TPMS sucede lo mismo, hay dos tipos de dispositivos:

 

Dispositivos de medición indirecta: una rueda con poca presión tiene menos diámetro que una con la presión correcta, de modo que necesita dar más vueltas para recorrer la misma distancia. A través de los sensores del ABS, el sistema TPMS puede saber qué rueda da más vueltas de lo normal y “presupone” que ésta tiene una pérdida de presión.

 

Dispositivos de medición directa: el dispositivo monta un sensor de presión en cada neumático. Los hay de varios tipos, normalmente adosados a la propia válvula, pero pueden ir incluso pegados a la goma del neumático por el interior de la banda de rodadura. Tienen una pequeña batería incorporada para su funcionamiento. Cada sensor mide la presión y la temperatura de cada rueda y emite a la unidad de control la información mediante radio a una frecuencia de 433 MHz.

 

Durante la fabricación del vehículo deberá integrarse un TPMS directo o indirecto, una instalación posterior será considerada como no conforme a normas.

 

Qué cuidados requiere el sistema TPMS:

Al tratarse de un sistema que no tiene prácticamente elementos mecánicos, no hay mucho que uno pueda hacer como usuario para mantenerlo correctamente, pero hay dos cosas que sí podemos hacer y tratar de evitar a toda costa:

 

      • Evita los golpes y bordillazos: las vibraciones y los fuertes golpes pueden estropear los sensores, así que evítalos en la medida de lo posible.
      • Revisa los tapones de las válvulas: hay una moda absurda de robar los tapones de las válvulas; mi consejo es que uses unos corrientes de plástico para evitar tentaciones. Lo importante es que no entre agua, suciedad ni la orina de los perros en el mecanismo de la válvula, lo cual puede estropear tanto la hermeticidad de ésta como el propio sensor electrónico.

AURGI-TPMS-sistema-control-presion-neumaticos

 

Más información sobre los neumáticos pinche aquí: NEUMÁTICOS

Noticias

Desarrollado porZinetic - Soluciones Agiles que crean futuro

Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. En los casos en que el usuario no manifieste expresamente si acepta o no la instalación de las cookies, pero continúe utilizando nuestra página web, se entenderá que éste ha dado su consentimiento, informándole expresamente de la posibilidad de bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Puede obtener más información a este respecto consultando en la Política de Cookies.

Acepto las cookies de este sitio